Parlamentario brasilero

Parlamentario brasilero

 Preocupado por situación de

Estudiantes brasileros en Bolivia

 En Brasil existe una imagen sobre la formación académica en Bolivia que hay que cambiar.

 El Presidente del Bloque Brasilero de la Unión de Parlamentarios Sudamericanos y del MERCOSUR, el diputado Kennedy Nunes, llegó a Santa Cruz de la Sierra invitado por la Universidad de Aquino Bolivia (UDABOL), para reunirse con autoridades de la institución y estudiantes de medicina que tienen dificultades para volver a Brasil a ejercer la profesión.

 Kennedy, dijo que espera escuchar reivindicaciones de los brasileros que estudian en Bolivia y si fuera el caso encaminar gestiones ante el Ministerio de Relaciones Exteriores de su país (Itamaraty). Bolivia puede próximamente formar parte del MERCOSUR. Por ello, es importante que la Unión Parlamentaria Suramericanos y de MERCOSUR esté atenta a sus gestiones. “Independientemente de eso, somos países vecinos y la aproximación es necesaria”, comentó Kennedy.

 Dijo que el Gobierno Federal de Brasil viene impulsando el programa “más médico” y están llegando cubanos que hablan español, mientras que en Bolivia, hay 20 mil estudiantes brasileros estudiando medicina y que a través de su formación aprenden el idioma español. “Lo que debemos hacer abrir las puertas y Bolivia tiene el producto que Brasil necesita”, sostuvo.

 En Bolivia actualmente estudian medicina cerca de 20 mil brasileros, aproximadamente 10 mil en santa cruz de la sierra. La búsqueda por el curso en Bolivia como factor es el bajo costo de las mensualidades. Uno de los grandes problemas es que la comunidad médica brasileña tiene dudas sobre la calidad de los cursos bolivianos. Dicen que hay pocas clases prácticas y no exigen proceso de selección, ni eficiencia en español para hacer el curso.

 Nunez, señaló que en Brasil existe una imagen sobre la formación académica en Bolivia que hay que cambiar. “Allá se discute que en Bolivia no se exige el examen vestibular y que los estudiantes de medicina hacen poca práctica. Sin embargo, en Bolivia al concluir la carrera se hace un internado rotatorio y un año de provincia, lo que no se reivindica en Brasil”, aclaró.

 Kennedy que ya vivió en Santa Cruz de la Sierra cuando era pequeño, ahora regresa a la ciudad donde sus padres realizaron trabajos como evangélicos misioneros y espera poder colaborar y resolver los problemas que tienen los estudiantes brasileros en Bolivia. “Voy a escucharlos para tener un mejor conocimiento sobre lo que pasa y espero poder ayudar”, finalizó el diputado.

Visto 1279 veces
Valora este artículo
(1 Voto)

Revista Click 2.0